Nuestra Misión

Es la convicción la que nos permite mantenernos fieles a nuestra misión, tomando partido por nuestras creencias, por sobre las tendencias de moda.

Así nacimos, y continuamos creciendo con el mismo objetivo, en busca del equilibrio que proponemos como sistema formador del hombre todo. Un sistema real, comprobable, de educación personalizada.


Nuestro equilibrio se impone como el camino más seguro para cumplir con el objetivo puesto en la educación integral.
Seguro, porque entendemos al equilibrio como único medio posible para formar una persona realmente fuerte en sus estructuras psicológicas, físicas, espirituales e intelectuales, capaz de afrontar y protagonizar la realidad que le toca vivir.
Responsable, porque centra la educación en el desarrollo personal del alumno, respetando sus tiempos, motivando sus recursos latentes, con el objetivo de que éste tenga sus herramientas para alcanzar el máximo de su potencial como persona.
Es una propuesta que se ubica como única porque nació de quiénes somos y de cómo actuamos. Está formulada para aquellos que piensan y quieren que sus hijos anhelen ser personas autónomas, con libertad de pensamiento, capaces de tomar la iniciativa y actuar sobre la realidad, basándose en sus convicciones y valores.
Una propuesta equilibrada, responsable y única basada en sus firmes convicciones.