Novedades‎ > ‎

Inicio del ciclo lectivo 2016: Palabras de la Sra. María Laura del Carril de Velarde, Directora Fundadora del Colegio

publicado a la‎(s)‎ 14 mar. 2016 3:58 por Contacto Colegio Palermo Chico   [ actualizado el 14 mar. 2016 4:20 ]

La Sra. María Laura del Carril de Velarde —Miss Mary— dirigió estas palabras a toda la comunidad reunida durante el acto de inicio del ciclo lectivo 2016 de la sección Secundaria.   


Queridos padres, directivos, profesores…, queridos chicos:

Antes de hablarles con la formalidad y la seriedad que este acto merece, quiero distraerles un poco la atención para hacer, si me permiten, un reconocimiento especial ante todos ustedes a una persona que trabaja en el Colegio desde hace mucho tiempo, y que seguramente está de pie allá entre ustedes. Es «petisita», así que tal vez no la vean, pero todo lo que tiene de bajita lo tiene de grande.

Esa persona fue mi asistente durante mucho tiempo, entre muchos otros cargos que ha tenido aquí, y se llama María Josefina Bulló —Miss Josie, como la bauticé cuando comenzó a trabajar con nosotros—. Hace ya varios años se recibió de correctora y, desde entonces, me ayuda a llegar a estas instancias con las palabras delicadamente ordenadas, cada una en su lugar.

Nos conocemos (y nos queremos) tanto y tan bien, que puede interpretar, traducir y recomponer los borradores que le entrego, llenos de oraciones escritas en cualquier parte de la hoja, en forma vertical, diagonal, en círculos…, hasta convertirlos en piezas tan prolijas que podrían ser expuestas en el MALBA.

Habiendo cumplido con mi deseo de rendirle este homenaje, continúo con mi cometido en este acto que hoy nos reúne.


Hace unos días, les enviamos un comunicado en el que anunciábamos formalmente la conformación de la nueva Comisión Directiva a cargo de la dirección general del Colegio, de la cual formo parte junto con mis hijas, María Laura y Valentina.

Reiterando un poco los conceptos que allí se mencionan, quiero hoy, una vez más, reconocer públicamente que las dos han desarrollado a lo largo de todos los años que llevan trabajando aquí, todas las cualidades necesarias para ejercer esta función con absoluta idoneidad.

Dicho esto, quiero también contarles que el primer acto oficial de esta Comisión Directiva —y muy importante, por cierto— fue la selección y posterior designación de nuestro nuevo Rector, el Profesor Federico Bincaz, aquí presente.

Voluntariamente, decidí no participar de las primeras instancias de esta gestión, ya que consideré que eran ellas (Valentina y María Laura) las indicadas para esa tarea, al ser ellas mismas quienes tienen ahora la responsabilidad del quehacer cotidiano.

Sí quiero decirles que el currículum de Federico me gustó muchísimo, y que, desde que lo leí, sentí que es la persona indicada para asumir la maravillosa, pero ardua tarea que tiene por delante.

También quiero recalcar algo que no es menor para nosotros. Esta no fue una elección unilateral, sino que fue mutua, entre él y nosotras: NOS elegimos.

Fueron muchos encuentros de análisis muy minuciosos de ambas partes. Todo fue profundamente conversado, tanto las cuestiones pedagógicas como las relacionadas con los valores que el Colegio sostiene y promueve.

Fueron exhaustivas entrevistas en las que se pudo llegar a la firme convicción de que hay entre nosotros total coincidencia en todos los aspectos que configuran el espíritu del Colegio, tarea fundamental de quienes formamos la Comisión Directiva, ya que tenemos la misión de custodiarlo ahora y en el futuro.

¿Cómo?

Respetando la autonomía de cada sector en los asuntos acordados previamente.

Respetando la riqueza de los estilos personales de cada miembro de los diferentes equipos directivos.

Acompañándolos a transitar sus caminos y, sobre todo, coordinando las políticas educativas de toda la institución.

Quiero también hacerles saber que, si alguna vez sucediera alguna situación en la que no se pudiera llegar a un acuerdo, la Comisión Directiva tendría la responsabilidad de tomar la decisión final.


En lo personal, quiero decirte, Federico, que aparte de todo lo que trabajaste con María Laura y Valentina, y con tus compañeras del equipo directivo de Secundaria, Grace y Nora; aparte de los excelentes vínculos que has comenzado a establecer con todos aquí…, lo que yo sentí cuando te conocí, lo que veo en vos en todas las ocasiones en que nos reunimos, lo que me transmite tu mirada, lo que más toca mi alma… es tu enorme vocación por la tarea pedagógica, una profesión que solo puede llevarse adelante con verdadera pasión, esfuerzo, entusiasmo y un optimismo visceral a prueba de todo.

Querido Federico: Te deseo lo mejor para esta nueva etapa en tu vida; que puedas crecer entre nosotros; que puedas desarrollarte; que podamos aprender de vos, y vos puedas aprender de nosotros; que encuentres amigos entre tus pares; que la Virgen te acompañe… y que sientas que esta también es tu casa.


Y a ustedes, queridos chicos, solo quiero decirles que los queremos mucho; sus directores, sus profesores, sus preceptores, las secretarias… ¡Todos nosotros los queremos mucho!

Acá, en su Colegio, todo lo que hacemos, todo lo que les decimos, todo lo que les ofrecemos es porque ustedes nos importan… Porque nos importa lo que viven hoy, y lo que vivirán en el futuro… Todo es porque los queremos.


Y ya para terminar, comparto una reflexión que llegó a mis manos en estos días y que ilustra con mucha claridad mis pensamientos y mis sentimientos sobre la tarea de los profesores, a quienes también quiero referirme y bienvenir con todo mi cariño. Lamentablemente, desconozco su autor.

«Ser profesor hoy no es una última opción. Es un primer amor. Es dormir tranquilo porque sabés que hiciste tu mejor esfuerzo; es dormir preocupado porque sabés que un alumno tiene problemas en su familia; es dormir feliz porque recordás una anécdota del día… ¿Y por qué todo se traduce a “dormir”? Porque los profesores son los que sueñan; los que un día tuvieron el sueño de un mundo más justo y más feliz para vivir».


 Muchas gracias, ¡y muy buen año para todos!


Comments